martes, 13 de noviembre de 2018

LA AMAZONICA, THE BROTHERS PAZ Y ALGUNA QUE OTRA HISTORIA MAS...





Hola a todos...
Compartir, colaborar, agradecer, desarrollar, aprender... cinco verbos de acción fundamental para el desarrollo humano y que han marcado mi vida en estas ultimas semanas. Y es que correr ultras no es solo competir, mejorar tiempos o recorrer mas y mas kilómetros  con el único objetivo de alimentar nuestros egos... el ultra trail es una forma de vivr la vida y nuestro desarrollo personal, en un entorno que no deja de ofrecernos oportunidades de crecimiento físico y psíquico. Un cumulo de experiencias que van forjando nuestra alma aventurera a la misma vez que la van llenando de emociones a veces difíciles de contar solo con palabras.


LA AMAZONICA: COMPARTIR

Aquí me encuentro con estos tres cracks, gente llana que espera  que llegue el domingo por la mañana para calzarse las zapas de montaña y compartir junto a sus compañeros de fatigas unas risas recorriendo los montes. Gentes con gran potencial atlético pero que a pesar de ello pisan con firmeza el suelo que tocan y marcan sus objetivos apelando al tiempo: las cosas paso a paso, sin prisas, con buena letra: todo un ejemplo en el tiempo en el que vivimos, donde la inmediatez se hace fuerte en nuestra sociedad y parece marcar los objetivos de muchos corredores.
Y es que este fin de semana pude compartir kilómetros y experiencias con German, Alberto y Luis, tres grande corredores de montaña que compartieron conmigo sus conocimientos sobre los Montes de Toledo y me estuvieron enseñando antiguos caminos y senderos solo conocidos por aquellos que los recorren desde hace años, colaborando con sus trotes en su conservación, e impidiendo que la  vegetación invada y haga desaparecer lo que un dia fueron caminos de transito... CAMINOS MITICOS. Me encantan estos montes, me traen grandes recuerdos de la infancia cuando realizaba incursiones en mi vieja bicicleta por los caminos que recorren la falda sur de los Montes de Toledo. Fue una época en la que descubrí la belleza de aquellos parajes y su historia. Recorrer los senderos de la vereda del Fraile o los Valles de Valhondo me fascinaba: me transportaba a un mundo donde el tiempo no parecía pasar... Ahora, varias décadas después, vuelvo a redescubir junto a German, Alberto y Luis estas tierras que tantos sentimientos de felicidad me  han generado.
En un circuito de 26 kilómetros y mas de mil metros de desnivel, recorrimos, partiendo desde la falda sur de los pinos de Marjaliza, los caminos que nos llevaron a subir el cortafuegos hacia la Portilla del Rey, para desde allí descolgarnos hacia la mítica Vereda del Fraile donde dimos con la base del temido cortafuego de Valhondo. Tras su dura ascensión, cresteamos por senderos y veredas hasta dar con el repetidor de TV de Marjaliza, donde tras dirigirnos dirección este, hacia la vecina población de Los Yebenes, nos tiramos a tumba abierta por la peligrosa y desconocida senda de la Amazonica, que nos devolvió hacia nuestro lugar de inicio con las retinas impregnadas de la visión de unos bellos paisajes otoñales aderezados por una devil capa de niebla que con su humedad nos devolvía a la dura realidad de estos escarpados montes.
Un diez para una ruta diseñada por German y que junto a Luis y Alberto consiguieron despertar recuerdos de mi infancia.  No creo que pueda tardar mucho tiempo en volver a recorrer estos parajes...

THE BROTHER PAZ: COLABORAR
Que grande es correr y recorrer grandes rutas... pero lo es mucho mas cuando se hace por algo que no sea uno mismo... cuando esos kilometros y esos recorridos se hacen por alguien que lo necesita y se realizan de una forma desinteresada, con el unico objetivo de ayudar.
Y es que fue admirable lo que hicieron los hermanos Paz, generando, a parte de la recogida de fondos para ayudar a las personas con el sindrome de Phelan Mcdermic, un mensaje social lleno de valores solidarios, altruistas y de bondad.

¡GRACIAS CHICOS POR VUESTRO ESFUERZO! Sois admirables.
Y es que estos hermanos se dieron cita con la antigua Senda de Viriato, camino mítico y circular de mas de 150 kilómetros de recorrido que recorre los pueblos de  la fascinante  Sierra de San Vicente.
Cuando me entere de la iniciativa no dude en contactar con ellos para mostrarles mi admiración y ofrecerme a ayudarlos en lo que necesitasen. Compartí con ellos y con otros corredores, que como yo también quisieron acompañarlos, varios kilómetros donde pudimos hablar, reir y hacernos alguna que otra foto, pero sobre todo donde nos transmitieron e impregnaron de los grandes valores de su iniciativa. 

RECADERO REY: AGRADECER
Agradecer... Gracias a la Federacion de Asociaciones de vecinos del Casco historico de Toledo que nos premio por la iniciativa "THE PROYECT 282" con uno de los premios Recadero Rey.
Como dijimos en el discurso nos llena de felicidad y orgullo este premio por dos razones fundamentales: una por recibirlo de nuestra ciudad a la que amamos, otra por vernos premiados junto a entidades sociales que dia a dia luchan por ayudar y colaborar con los que mas lo necesitan.
The proyect 282 ha sido una gran experiencia, donde como siempre hemos dicho, los auténticos protagonistas han sido las personas que día a día luchan contra la enfermedad del Cancer... nosotros tan solo hemos sido actores secundarios. Gracias.

LETICIA EN LA CIGARRA TOLEDANA: DESARROLLAR

Aquí se encuentra nuestra amiga y compañera Leticia junto a su marido, y gran amigo mio, Jesus. Corriendo por desarrollar su pasión por las carreras.
Me encanta ver como se esfuerza y lucha consigo misma cuando en las tardes de entrenamiento Jesus la exige mas allá de sus limites.
Desarrollar algo que nos cuesta tanto esfuerzo y dedicación tiene mucho merito y en ocasiones tardamos en encontrar la recompensa. Pero ayer, en la gran prueba de la Cigarra Toledana, conseguiste tu premio: correr tu primera media maraton de montaña. Desde el Club Deportivo Cerro del Bù nos sentimos muy orgullosos de tu éxito: continua creyendo en ti y luchando por tus objetivos y recordarte que  tu también debes sentirte muy orgullosa de ti msma. FELICIADES.

EL APRENDIZ DE BRUJO: APRENDER
Olmo... el aprendiz de brujo que no sabe en la que se ha metido... Aquí el crack, no se le ha ocurrido otra cosa que querer aprender y adquirir las viejos y ocultos ritos de los del Bù. Y ahí le tenemos, desde entonces vaga por la noche como alma que lleva el diablo intentado encontrar el porqué de su búsqueda. recorriendo caminos y veredas... Sigue así y siente esa camiseta que un dia decidiste ponerte, y que como sabes, ya nunca mas podrás quitarte... Aprende todo lo que puedas, y sobre todo, enséñanos aun mas, pues necesitamos esa reciprocidad para nuestro desarrollo grupal. ¡Bienvenido al Bù!

ARGOT... NUESTRA BANDERA DE AVENTURA...
El final del año se acerca por momentos de manera peligrosa... y es que nuestras cabezas no descansan en una busqueda que en ocasiones, ni nosotros mismos entendemos:
FINAL DE TEMPORADA DE INFARTO... ¡ARGOT!
En breve mas...

jueves, 18 de octubre de 2018

...LA LIBERTAD DEL SENTIR: NUESTRA BUSQUEDA...

LA LIBERTAD
Hola a todos...
Hoy los del Cerro del Bù no queremos hablar de correr... ni de aventuras... ni de nada de lo que hablamos de vez en cuando por aquí. Hoy tan solo queremos expresar algunos pensamientos que nos surgen y que queremos compartir con todos vosotros con el objetivo de que nos conozcáis un poco mas y comprendáis el porqué de algunas cosas. 

Desde hace varios meses, como ya muchos os habréis dado cuenta, nuestra presencia en las redes sociales se ha limitado a la publicación y divulgación de estas sencillas entradas de blog que surgen  sin una periodicidad definida y que aparecen simplemente cuando se cumplen dos premisas fundamentales: que tengamos algo que contar y que nos apetezca expresarlo: sin una de los dos razones no hay nada.

De vez en cuando algunos de vosotros nos preguntáis porqué hemos dejado  de editar vídeos en redes sociales hablando de nuestras aventuras y desventuras. Sabemos que muchos de vosotros disfrutabais con ellos e incluso a algunos os motivaban para emprender nuevos horizontes.  Pero a pesar de todo esto, hubo un punto de inflexión donde llegamos a la conclusión que estábamos perdiendo los valores que allá por el 2008 constituyeron lo que ahora es el Club Deportivo Cerro del Bù, y que si continuábamos en esa dinámica no solo no estábamos aportando nada bueno a este deporte al que tanto amamos, sino que también estábamos generando mensajes que  quedaban difuminados  en la maraña de una globalidad social  de la cual os podemos asegurar queremos estar alejados, pues simplemente no va con nosotros. Concluyendo: estábamos perdiendo uno de los valores básicos por lo que un dia comenzamos esta gran aventura: la libertad del sentir: nuestra busqueda.

Desde entonces hemos conseguido reconducir nuestros egos y dirigirlos hacia la mínima expresión de lo que para nosotros significa todo esto, volviendo a descubrir perspectivas que habíamos dejado en el olvido y que ahora nos llenan de fuerza para continuar en la búsqueda de nuevas aventuras en una lucha continua con nosotros mismos... 

Con todo esto no queremos decir que no volvamos en algún momento puntual a realizar algún vídeo, aunque lo que si que tenemos claro es que intentaremos cuidar su contenido para que el mensaje   no caiga en la vulgaridad de lo global: volvemos a insistir: queremos estar alejados de todo eso pues consideramos que los mensajes de lo que significa  para nosotros este deporte no podemos expresarlo de una forma tan trivial, lo cual puede llegar a generar interferencias que modifiquen los contenidos reales del mensaje.

 Y es que este deporte es algo mas que  larguísimas y epicas carreras solo aptas para heroes, ya que todo esto solo genera modas que  no desarrollan modelos positivos en nuestra sociedad... este deporte a de generar formas de pensar, vivir y sentir, transitando por un medio inmenso como es la naturaleza, con la filosofía de mirar hacia el horizonte y no ver limite donde perdernos  una y otra vez en nuestra propia búsqueda.

Gracias a todos los que nos leéis y disfrutáis con nuestras forma de ver todo esto, pero sobre todo disculpar por ser tan salvajes en nuestros pensamientos... aunque todo sea dicho: eso es lo que tiene ser del Cerro del Bù: ...de la tribu del Cerro del Bù...

Nos despedimos con esta estrofa perteneciente a la canción "Tercer movimiento" del disco de Extremoduro "La ley innata", grandioso disco   que tantas veces suena por nuestras quijoteras cuando en nuestra búsqueda tan solo encontramos el vació...

"SE CAMBIO A GUSANO MARIPOSA,
CANSADA DE VOLAR Y NO PODER
ARRASTRARSE AL FONDO DE LAS COSAS
A VER SI DENTRO PUEDE COMPRENDER"


En breve mas...

martes, 2 de octubre de 2018

...LA EMOCION... en pocas palabras...


"¿Y tú por qué corres?"... difícil pregunta a la cual, en ocasiones, encuentro respuesta en la soledad de la lucha con mi cabeza. Y quizás... de vez en cuando... descubro las emociones que me inundan al terminar una larga etapa de un duro trabajo físico y psíquico, y que quedan plasmadas en una imagen, que al volver a ver, rememoran los sentimientos surgidos en tan emotivo momento...

Imagenes sin palabras que nos llenan de fuerza para seguir avanzando en nuestro peregrinar... seguimos avanzando.

En breve mas...

jueves, 27 de septiembre de 2018

ULTRA DE GREDOS: DISFRUTANDO EN EL INFIERNO...



Hola a todos...
¡Que palizón nos metimos este fin de semana entre pecho y espalda! ¡Que grande la ultra de Gredos!... ¡y que dureza...!

Aun no puede comprender como pude llegar a buen puerto en esta dura aventura con la dificultad añadida de ir sintiendo como los dedos se me salían por el nuevo conducto de ventilación que se había creado de manera fortuita en mis zapatillas. La mejor reflexión que puedo hacer es que La Sportiva Ultra Raptor es la mejor zapa para correr ultra trails de gran exigencia técnica. Con estas he corrido este año las 100 Millas Bandoleras, las 67 millas romanas de Merida y la ultra de Gredos: tres carreras de gran exigencia donde me he sentido protegido por este modelo  que llevo usando desde el año 2014, cuando en una charla técnica con mi amigo Javier Garrido  en tiendas Bikila de Toledo, me las ofreció pensando en mis características. Desde entonces este ha sido mi modelo, y espero que lo sea por muchos años mas. Son tan buenas que aguantaron 60 kilómetros de montaña  en el estado que se ven en la foto tras un choque fortuito con una piedra que se interpuso en mi camino...  aunque hay que contar que recibí alguna "ayudita" que luego os explicare.

 ESTO NO ES UNA BROMA: PASEANDO POR EL INFIERNO.


Plantarse en la salida de la Ultra de Gredos no es una broma. Aquí no se puede venir sin haber planificado hasta el ultimo detalle. Desde los primero kilómetros de carrera te estas jugando el tipo. Es lo mas parecido a una batalla donde nos enfrentamos a la montaña, la cual, cuando no te ataca con su terreno escarpado de caos de piedras lo hace lanzando un calor infernal provocado por el astro rey. Un recorrido de 82 kilómetros por el  infierno con casi 5000 metros de desnivel  positivo acumulado que intentara vencerte  atacando tu físico y tu mente, y donde no nos quedara otra alternativa que aprender a disfrutar con el sufrimiento. Mas que una carrera es un AVENTURA.

Este ha sido mi cuarto año como participante en esta gesta, la quinta si contamos la pirata que hicimos el año pasado tras la suspensión de la prueba, y solo puedo decir que cada dia me gusta mas. Se valora muy positivo el alto nivel de madurez que va alcanzando esta organización, la cual cuenta con un gran numero de voluntarios que incrementan el nivel de calidad del evento y que facilitan el transito por el averno de los corredores que se aventuran a cruzar estas sierras.
Respecto al año pasado el recorrido se ha endurecido en gran medida al haber mucho mas kilometros que transitan por zonas tecnicas y senderos de montaña. Si se quiere conocer el Sistema Central y recorrer sus salvajes rincones esta es la carrera.

LO QUE DIO DE SI LA ULTRA DE GREDOS CONTADO EN PRIMERA PERSONA


Cuatro de la madrugada. Tras haber descansado plácidamente en el  pabellón de Arenas de San Pedro, el cual había sido puesto a nuestra disposición por la organización para descansar unas horas, me dirigí hacia la linea de salida donde me encontré rodeado de grandes aventureros que se mostraban ansiosos por que se diese el disparo de salida. Allí me reencontré con Vito y Soto, del equipo archienemigo los Bikilamanjaros, a los cuales había estado animado meses atrás en su aventura por el Gran Trail del Aneto. Tras saludarnos y desearnos suerte entramos en concentración absoluta para comenzar a transitar por las tinieblas.

Tras una cuenta atrás y siendo las cuatro de la madrugada se abrieron las puertas del inframundo...
Mi planificación era clara: teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas que nos esperaban, el calor haría mella en nuestros cuerpos a partir del medio dia.  Si todo iba bien, mi tiempo iba a estar en torno a las 16 horas y media  (al final me adelante en 7 minutos a la previsión. jejejeje). Pero para ello tendría que apretar en las primeras horas todo lo que pudiese para poder recorrer el máximo de recorrido durante las horas de menor calor. Mi gran amigo Jesús el liebre siempre tiene esa filosofía en carrera: "lo que no corras al principio no lo correrás al final". Así que comencé a tirar para arriba intentando mantener ritmo en las subidas que nos llevaron hasta el Puerto del Peon. Durante este tramo comencé a coincidir con compañer@s de fatigas, como la que seria la ganadora de la prueba ,Helena Carbojosa y Javier Martin, un corredor de Toledo con el que había coincidido en otras pruebas pero con el que nunca había hablado y con el que espero volver a coincidir en algún viaje en busca de la locura.

Pasado el Puerto del Peon comenzamos a seguir la cuerda que nos llevo entre subidas y bajadas  al viejo refugio de los Pelaos, donde el amanecer comenzó a iluminar la inmensidad de la montaña.
Tras cruzar esta zona comenzó una vertiginosa bajada donde me dio alcance Vito. Intente seguir su ritmo de bajada y fue entonces cuando una piedra se interpuso contra mi pie. La patada que se llevo la piedra fue morrocotuda aunque no la produje ningún tipo de daño. Por el contrario mi zapatilla quedo muy dañada y mi mente me llego a decir  en algun momento que hoy la montaña iba a ganar pues era imposible poder correr con la zapatilla en esas condiciones...
Pero había que intentarlo, no había ido hasta allí para volverme sin haber vivido a tope esta carrera, así que continué corriendo intentado que los dedos no se me saliesen hacia fuera.
 A cada persona que veía le preguntaba si tenia cinta americana, pero no había suerte. Al llegar al puerto Candeleda los voluntarios avisaron por walki para ver si en algún control de paso alguien disponía de cinta, y afortunadamente la flauta sonó: en el Morezon se
encontraba un miembro del equipo de seguridad de B612, el cual indico a los voluntarios del puerto Candeleda que si llegaba hasta allí me podría arreglar la zapatilla.
Este dato me dio mucha moral y comencé a subir hacia el Morezon con gran entusiasmo y sintiendo que en las subidas no tenia problemas para continuar avanzando. Al llegar al Morezon, me encontré con este crack de la foto. Sin dudarlo y sin perder tiempo me cosió la zapatilla con bridas y cinta americana. ¡No me lo podía creer! Infinitamente agradecido.

Tras recuperar la tracción en las bajadas hice sociedad con Jose, un corredor de Guadalajara con el que compartiría muchos kilómetros durante la prueba. Entre uno y otro llegamos al refugio de la laguna grande de Gredos en unos 45 minutos por debajo de lo planificado.

Tras avituallar y encontrarme con Carolina Cañizares, gran corredora y magnifica persona, continué para enfoscar la parte mas dura: las subidas al Ameal de Pablo y al Cabeza Nevada... bueno... he dicho duras... lo duro fueron las bajadas...

Y es que subir se sube pero bajar... eso es otra historia. La bajada del gargantón, con nevero incluido y su gran inclinación, te hace bajar culeando en mas de una ocasión. La progresión es lenta, y el kilómetro se hace sumando muchos minutos. Pero si esa bajada es mala, la bajada del Cabeza Nevada es ya de traca. Comienza la sinuosa bajada en un mar de piedras que aparentan fijación pero que se mueven al primer despiste. Tras el caos llega la pradera, llena de pequeños agujeros disimulados por las largas  hierbas y que están deseosos de que algún incauto meta su pie en algún despiste para engullirlo.
Pero sin duda la ultima parte de esta bajada, cuando ya se ha pasado la laguna del novillero y estamos muy cerca del puente Roncesvalles, es la mas dura de toda la carrera ( o al menos para mi). La inclinación es brutal y la hierba y la arenilla se hacen fuertes generando constantes resbalones que te ocasionan mas de un susto. En esta bajada los cuadriceps se ponen al rojo vivo de ir frenando el cuerpo que tiende hacia delante a gran velocidad. En esta bajada me dio caza Helena, gran especialista en terreno técnico, y que así lo certifico proclamándose horas despues ganadora de la carrera. En esta bajada también tuve que parar a realizar una parada en boxes para que me dieran un par de vueltas de cinta americana en la zapatilla. Afortunadamente en un punto de control unos voluntarios tenian de este genial elemento que a partir de ahora siempre llevare dentro de mi mochila. En este punto de control se encontraba otro gran corredor: David Martin de Vidales del equipo Maximo Trail. Este se encontraba intentando recuperarse de una hipoglucemia. Problemas estomacales le habían provocado cruzar la zona mas dura y técnica de la carrera sin poder comer nada y la maldita pájara había hecho su aparición.  Tras despedirme de David y agradecer a los voluntarios su habilidad para arreglar zapatillas continué para llegar hasta el puente Roncesvalles.
Allí ni pare, cargue un poco de agua lo mas rápido posible  e intente relajar los músculos poniendo un ritmo mas suave, el cual me duro poco al ver que a pocos metros por delante de mi se encontraba Helena. Me pegue a ella  y entre charlas y risas fuimos quemando juntos kilómetros. El calor era insoportable y cada vez que cruzábamos una garganta metíamos la quijotera en el agua para bajar temperatura pues el calor era insoportable. Poco a poco, kilómetro a kilómetros y manteniendo ritmos constantes fuimos llegando a la plataforma donde me esperaba un buen avituallamiento.
Sin pausa me comí unos macarrones sin utilizar cubiertos. No podía dejar de pensar lo que se estaría riendo el señorito Galo viéndome comer de esa manera tan tosca. A pocos minutos de mi llegada a la plataforma llego Javier, al cual lo estaba esperando Carmen, su mujer. Esta, nada mas ver el estado de mis zapas me ofreció unas que tenia en su furgo. No acepte pues mis dedos ya habían aprendido a no salirse del inmenso boquete que presidia la puntera de mis zapas, pero quiero decir que me siento muy agradecido por su apoyo y ayuda. Gracias chicos. 

Y con el sol achicharrando y una temperatura brutal volví a hacer sociedad con Jose de Guadalajara para coronar la ultima cumbre: la Mira. Esta ascensión se hizo muy divertida metiendo ritmos fuertes para coger a corredores que se iban quedando rezagados en las ultimas cuestas. Pero lo que mas me sorprendió fue que al llegar a la cumbre, detrás de mi se encontraba Javier, el cual en la plataforma, después de ofrecerme las zapas, se le veía muy cansado. Al parecer, los macarrones se habían comportado en su cuerpo al igual que poción mágica en Axterix. Y sin quererlo ni planificarlo hicimos nueva sociedad en la bajada hasta el Nogal del Barranco donde bajamos a un fuerte ritmo dando alcance a un gran numero de corredores que ya venían pidiendo la hora.
En el Nogal del Barranco ya solo nos quedaba una bajada por sendero y camino de unos 10 kilómetros.  Pero yo no contaba con que había que recorrer algo mas de un kilómetro por asfalto, el cual me provoco que de los dedos del pie afectado por la zapatilla rota me saliese humo... ¡casi se me achicharran|... pero ya no nos íbamos a quejar después de todo lo que llevábamos... así que sin pensar mucho llegue a Arenas de San Pedro donde pare el crono en 16 horas y 23 minutos, clasificando el 41 de la general y sintiéndome muy orgulloso del trabajo realizado en tan duro y salvaje circuito.

LOS CRACKS CON LOS QUE COINCIDI Y YO MISMO:

CORREDOR: JAVI " FREELANCE"
TIEMPO: 16h 15m
POSICION: 38
ACCION: Coincidimos en el pabellón donde nos saludamos. En carrera estuvimos adelantándonos constantemente hasta que hicimos sociedad en la bajada de la Mira. En el asfalto, a pocos kilómetros de meta, no pude seguirlo: ritmo muy constante y alto: gran corredor de ultras.
Todo un placer compartir con él esta aventura y esperando volver a coincidir en alguna locura...

CORREDOR: JOSE "EL ALCARREÑO"
TIEMPO: 16h 28m 
POSICION: 43
ACCION: Gran corredor del Equipo de Atletismo de Villanueva de la Torre (Guadalajara). Comenzamos a hacer sociedad en la bajada a la laguna grande y fuimos compartiendo kilómetros a muy buen ritmo. Volvimos a juntarnos en la plataforma para hacer la ultima ascensión a la Mira. Todo un placer compartir kilómetros con el. Gran corredor de montaña.

CORREDORA: HELENA LA SALMANTINA
TIEMPO: 16h 27m
POSICION: 1ª: campeona femenina 
ACCION: Coincidimos ya en III edición de la ultra de Gredos y se puede decir que calcamos la misma estrategia pues nos fuimos adelantando en los mismos sitios que el año anterior.
Baja ágil y rápida, y cuanto mas técnico y dificultoso es el terreno mayor es su velocidad de progresión. Muchas felicidades por tu victoria te la mereciste de principio a fin.  
CORREDOR: EL QUE AQUI LES HABLA
TIEMPO: 16h 23m
POSICION: 41
ACCION: Va pasando el tiempo y la verdad que cada dia me encuentro mejor. A pesar de la rotura de mis zapas pude terminar con la ayuda de los voluntarios de la prueba, que se dejaron la piel para que a ninguno de los que nos dispusimos en la linea de salida nos faltara de nada en nuestro transito por el infierno.
En cada kilometro lleve en mente a mis compañeros del Cerro del Bù que no pudieron venir: Galo, Jose, Jesus...: cuando pase por el Ameal de Pablo os eche en falta y recordé como posábamos los cuatro juntos para la foto  en la primera y la segunda edición...

Sigo sintiendo que esto, mas que una carrera, es una aventura, un viaje interno donde enfrentarnos a nuestra cabeza cruzando los limites para descubrir nuestros miedos y sentirnos en una lucha contra la montaña... contra nosotros mismos.

LA INTRAHISTORIA
Ya han pasado cuatro años de esta fotografia y aquí seguimos, dando guerra recorriendo montañas como alma que lleva el diablo y con la misma ilusión por la aventura que el primer dia. 
La foto corresponde a la subida del Cabeza Nevada por el lado del chozo de la Barranca. Fui el dorsal numero 1 de la primera edicion... Todo un honor.


Recuerdo que  hizo mucho frio y el circuito era en sentido contrario al actual. Hasta allí nos desplazamos unos cuantos locos en una edición que, al menos a mi, me pareció durisima, incrementado por una organización que debía madurar. Tras esta vinieron las ediciones del 2015 y 2016, donde apareció una gran evolución en la organización. Tras estas tres ediciones hubo un año de transito por el desierto, el 2017, donde algunos no pudimos quedarnos sin estos montes y organizamos una "Pirata"... Y ahora, año 2018, la edicion de la Ultra de Gredos se ha consolidado como una gran prueba de máxima dureza no acta para todos con un circuito endiablado que te lleva al limite y donde la organización gestiona  de manera sobresaliente un evento de gran magnitud para el disfrute de todo aquel que quiera enfrentarse a estas duras montañas... Sin duda volveremos a su quinta edición.

Y como si hubiese sido poco... el domingo, sin apenas haber descansado del palizon, corri junto a mi Henar, y mis cuñados Olmo y David  el Desafio Navatrail de 10 Km y 700D+... donde mi querida princesa nos marco un ritmo endiablado  que nos costo mucho seguir...pero eso ya es otra historia que otro dia os contare...

En breve mas...










lunes, 17 de septiembre de 2018

¡ESTAMOS DE VUELTA!


No sabemos ni cuando vamos ni cuando venimos... quizás tampoco lo que hacemos por aquí... pero lo que si que sentimos es que estamos de vuelta... ¿de vuelta?...
Pensando en Gredos: a pocos días de una gran aventura.

EN BREVE MAS...


lunes, 9 de julio de 2018

CAMINOS MITICOS: ACERCANDONOS A LOS MONTES. 70 Km EN 8 HORAS DE CALOR.







Hola a todos...

Ha pasado una semana del Gran Trail de Peñalara y nuestro amigo Jesus ya esta plenamente recuperado del varapalo que le tenia deparado el destino en tan mitica carrera... 

Asi que para celebrarlo, el pasado viernes 6 de julio cuando no eran mas de las 23:00 p.m, salimos a cruzar la noche con la intención de marcarnos ocho horas de vigilia haciendo una aproximacion a los caminos miticos... Ocho horas de oscuridad y calor infernal que a continuación os contamos:

Frontal, mochila, algunos viveres, reserva extra de agua y mucha ilusión por volver a juntarnos para marcarnos una aventura. En esta ocasión teníamos planificado realizar una travesía por caminos de una duración de ocho horas, así que plantificando vimos que era factible, si todo iba bien, llegar desde Azucaica hasta la falda de los Montes de Toledo , para desde allí retornar hasta nuestro hogar. 

El calor era insoportable... salimos de Azucaica y en pocos metros nos insertamos en la oscuridad para recorrer por la senda del Tajo los pocos kilometros que nos separan de la ciudad. Tras llegar a Toledo y encontrarnos con algún que otro amigo, remontamos las cuestas del Valle para dar con la parte alta de la Sisla. Desde aqui las vistas de Toledo son maravillosas. Una nueva mirada atras para contemplar nuestra ciudad y paso ligero hacia el sur... 

Sabíamos que era fundamental estar bien avituallado de agua. Nuestros puntos de vida los teníamos claro: las fuentes que nos encontrásemos por el camino y alguna que otra botella escondida que nos habían dejado amigos del Bù por el camino. 

Al llegar a Cobisa nos habíamos bebido ya tres litros de agua. Cargamos en una pequeña fuente y continuamos nuestro camino dirección a la Ermina de los Cuatro Caminos, donde enlazaríamos hacia Mazarambroz. Esta parte se hizo dura. El cuerpo se tiene que aclimatar al calor, la falta de agua y al cansancio extra que produce la madrugada. Pero conversaciones sobre proyectos, historias y alguna que otra anécdota nos hizo que el camino hasta Mazarambroz, aunque acolarado, se hiciese ameno. Alli, nada mas entrar al pueblo, no siendo mas tarde de la 1:30 de la madrugada, encontramos a unos chicos que capeaban el calor paseando por las calles de un pueblo que a esa hora dormia en el silencio. Tras preguntarlos por una fuente nos indicaron que habia una terraza que quizas aun estubiese abierta. Rapidamente, y pidiendo al cielo que asi fuese, nos dirigimos a la terraza del parque. Yo la conocia pues son muy refrescantes los limones granizados que alli preparan en verano. Pero no quise decirselo a Jesus por si nos encontrábamos con una situación desfavorable que incrementaria aun mas nuestra sed. Afortunadamente, los propietarios aun estaban recogiendo la terraza y no dudaron en servirnos una buena coca-cola fria y unas botellas de agua. Esto nos dio la vida. Creo que ha sido una de las coca colas mas ricas que me he bebido en mi vida. 

Tras cargarnos de agua hasta los topes, volvimos a introducirnos en la oscuridad para dirigirnos hacia el Canto de la Imagen a pie de montes. El canto de la imagen se localiza en el termino de Mazarambroz, donde se cruzan el Camino del Rey que viene de Sonseca y el de los Monteros, que sale de la localidad de donde veníamos. Segun cuenta Salva Peces en su blog, en este paraje el rey y su séquito hacían un alto tras regresar de las cacerias por los montes para oir misa. Otras historias cuentan que también alli se ajusticiaba a los reos exponiendo sus cabezas en una pica para escarmiento publico. Nosotros como íbamos con prisa y para no ser ajusticiados corrimos todo lo que pudimos para en pocos kilometros cruzar la Vereda de la Gitana que nos llevaría hacia Sonseca. 

Alli nos esperaban un avituallamiento de agua escondido extrategicamente a la salida del pueblo. Tras cargar agua tomamos el camino que en subida nos llevo hasta Ajofrin. Desde alli, tomamos el camino hacia la Ermita de los Cuatro Caminos, para ya desde alli, ir direccion Burguillos, cruzar el Arrollo de la Rosa y subir por un campo sembrado de nuevas olivas hacia la parte baja de Cobisa. ¡MENUDO PALIZON!. 

En Cobisa volvimos a coger algo de agua y nos tiramos en carrera para dar nuevamente con nuestra Ciudad...

Al final poco mas de 70 kilometros en ocho horas de mucho calor donde la noche se nos hizo corta.

De esta manera seguimos preparando nuestro proyecto de Caminos Miticos del que en breve tiempo os contaremos un poco mas...

En breve mas... 



martes, 3 de julio de 2018

GRAN TRAIL DE PEÑALARA: EL DOLOR...

EL DOLOR
El dolor... ¿que os podemos contaros del dolor?... creo sinceramente que nada mas que lo que expresa esta fotografia, y no por los siete puntos de sutura ni la inflamacion... sino por lo que dice una mirada cuando ha estado preparando un objetivo y ve que en un lance de carrera hay que decir hasta aqui.


El pasado viernes, nuestro amigo Jesus "El liebre", se puso en la linea de salida del Gran Trail de Peñalara con el objetivo de darlo todo. Habiamos planificado cada kilometro de la carrera y llegaba en una excelente forma fisica. En el rutometro le habia escrito: ¡ANIMO LIEBRE! ¡TERMINA O REVIENTA!... y revento... pero no su cuerpo, sino la piedra que se quiso interponer en su camino hacia la gloria.


Faltaban escasos metros para llegar al avituallamiento de Canto Cochino. Habia realizado la ascension a la Maliciosa en una hora y diecisiete minutos, y en la bajada se habia tirado a tumba abierta. Pero en  la zona que menos peligro entrañaba, una raiz quiso quedarse con el pie para lanzarle sin control hacia el averno. 
Tras el golpe, Jesus se toco la cara y vio que lo que le chorreaba no era el sudor del maximo esfuerzo que estaba realizando: era sangre que brotaba intensa. Sin perder tiempo corrio los pocos metros que le quedaban para el avituallamiento en el que se vio reconfortado al ver una ambulancia en la que se veia a una doctora. Esta fue la conversacion:

-¡Doctora por favor! limpieme esta herida.
-¿que te limpie la herida?, no puedes continuar,  tienes la ceja abierta y necesitas puntos. ¿cuanto te queda de carrera?
-Pues unas 15 horas.
-Entonces no vas a poder salir, esto hay que coserlo en menos de seis.
-¿Y no me lo podria coser usted?
-Claro que si, te lo vamos a coser, pero no te vamos a dejar seguir. Tu carrera ha terminado.

Siete puntos de sutura y desazon en el alma... ¡QUE DURO ES ESTE DEPORTE! Horas y horas de entrenamiento, de esfuerzo y de trabajo que se esfuman en un segundo y te dejan el alma dolorida y sin consolocion. Las heridas en pocos dias curaran... por la cabeza aun revolotean ideas peregrinas en busca de porquès...

Pero sabemos a lo que nos enfrentamos... sabemos de su dureza y exigencia... y ya toca pensar  en nuevos objetivos.
Con estas palabras tan solo quiero mandar toda mi admiracion hacia mi amigo Jesus y felicitarle por como dia a dia intenta llegar al limite esforzandose al maximo. El sabado volvemos a la carga, nuevos horizontes estan por llegar...

En breve mas...