martes, 9 de enero de 2018

TEMPORADA 2018: LAS HEROICAS DE LOS DEL BÙ...


Hola a todos. Tras regresar de tierras extrañas donde la mar se funde con las montañas y el atardecer enrojece con su belleza hasta a las mismas olas del océano, volvemos llenos de fuerza y de proyectos para este año que no acaba mas que comenzar.

Al igual que el año pasado, encuadraremos en nuestro calendario pruebas competitivas con aventuras en autosuficiencia, donde lucharemos contra nuestros limites y volveremos a embarcarnos en nuestro ARGO onírico que nos acompañara en nuestras andanzas hacia locuras impensables...

A continuación os mostramos cuales son nuestros objetivos  y como hemos organizado nuestra temporada, teniendo en cuenta que lo hemos creado como año intermedio que nos aproximara  al 2019, donde intentaremos conseguir realizar uno de nuestros grandes sueños... pero eso es otra historia que en otra ocasion os contaremos.
Aquí van nuestros retos:

TEMPORADA 2018:
  1. MARZO: 100 MILLAS BANDOLERAS
  2. ABRIL:67 MILLAS ROMANAS DE MERIDA
  3. MAYO: CORRE FOREST CORRE: 8 HORAS NON STOP
  4. MAYO: RIAZA TRAIL CHALLENGE 60K
  5. JUNIO: GRAN TRAL PEÑALARA  120k
  6. SEPTIEMBRE: ULTRA TRAIL DE GREDOS 80k
  7. OCTUBRE: LA HEROICA DE LOS MONTES (en desarrollo)
  8. NOVIEMBRE:MEDIA MARATON  CIGARRA TOLEDANA
  9. DICIEMBRE: ULTRA TRAIL COSTA DE ALMERIA 80k

Y como decimos en el titulo de la entrada, este año es el año de las Heroicas, pruebas donde alejados de la competición nos marcaremos, en regimen de autosuficiencia, retos en los que llevamos pensando años y en los que nos hemos puesto a darlos forma... En esta temporada estamos desarrollando una aventura que de momento no  os vamos a contar mucho, tan solo deciros que la hemos bautizado con el nombre de "LA HEROICA DE LOS MONTES", que la haremos en octubre y que sera,  sin duda, uno de los retos mas duros de la temporada...



... HACIA LA AVENTURA...
... EN BREVE MAS...

jueves, 4 de enero de 2018

REFLEXIONES PARA LEER CON TIEMPO: LAS ULTRAS... ALGO MAS QUE CORRER 100 KILOMETROS...



Hola a todos, nuevamente nos encontramos, como dice el poema, "parados frente al mar mientras el mundo gira"... Es bueno parar de vez en cuando y echar la vista atrás para poder reflexionar sobre nosotros mismos, sobre nuestros caminos... Son momentos donde ideas peregrinas cruzan volando sobre nuestras cabezas generando, en ocasiones, una linea a seguir en nuestra vida.

Durante este ultimo año, nuestra evolución nos ha llevado a disfrutar de este deporte tan bello y duro desde el desarrollo de recorridos realizados en autosuficiencia. Es aquí donde hemos encontrado la madurez de ser capaces de escuchar los mensajes que nos manda nuestro cuerpo y mente, y que nos llevan, con gran esfuerzo físico y psíquico, a conseguir objetivos que parecen en su planteamiento inicial imposibles. 

Hace pocos dias  cerramos el año con un ultimo ultra que denominamos LOS 100 DEL SOLSTICIO, un circuito de 100 kilometros con un desnivel positivo de 1700 metros, donde en autosuficiencia, es decir, llevando todo a cuestas y teniendo mas o menos claro donde conseguir agua, superamos el recorrido en menos de trece horas arropados por la oscuridad de la noche y la frialdad de la madrugada,... algo realmente impensable en los dias en los que estuvimos planificando la gesta. 

En esta ocasión, la sociedad la hicimos junto a un Bikilamanjaro con el que estamos forjando una bonita amistad: Capi Teijeiro, un tipo duro donde los haya, pero sobre todo, un hombre forjado en la superación personal gracias a su gran disciplina, esfuerzo y trabajo, y con el cual, compartimos valores como compañerismo, cooperación, empatia, amistad y trabajo en equipo.

Pero hoy no voy a hablar de lo que fueron los 100 DEL SOLSTICIO donde nos lanzamos a la noche para disfrutar de nuestra forma de vivir este deporte, de hecho, si alguien quiere leer como conseguimos superar la gesta les dejo el enlace de la gran crónica que hizo Capi en su blog y que describe de manera impecable cada kilometro del recorrido:


Tampoco os contare lo que significa para mi hacer un ultra, pues no es mi objetivo aburriros contándoos mi forma de vivir todo esto, mi manera de sentir este deporte. Hoy, tan solo quiero compartir algunas reflexiones con todos vosotros que deambulan permanentemente por mi cabeza y que comparto en las conversaciones que mantengo durante nuestros largos entrenamientos con mis amigos de fatigas. Y es que en muchas ocasiones me pregunto si no estamos generando, con nuestras crónicas, nuestros vídeos y nuestras fotos, una idea equivoca de lo que es y lo que significa correr un ultra trail.    

Hace unos meses cuando nos dirigíamos hacia Avila para emprender la ultima de las aventuras con The Proyect 282, Miry, la hermana de Capi, nos decía que le gustaría que en nuestros vídeos pudiésemos mostrar como la dureza de los kilómetros hacia mella en nuestros cuerpos, o como la desesperación se apoderaba de nosotros cuando perdíamos el camino teniendo que deshacer kilómetros que incrementaban la previsión planificada, o como en el lugar donde esperábamos encontrar agua no encontrábamos nada dejándonos al limite de la deshidratacion. La sensación que le producían nuestras filmaciones  era que íbamos constantemente disfrutando, sonriendo, sin cansancio, haciendo kilómetros como el que come palomitas viendo una peli. Pero a la misma vez observaba que al hablar con nosotros en el tu a tu, aparecían las DESVENTURAS por las que pasábamos durante los largos recorridos y que le hacían darse cuenta que todo esto era mucho mas duro de lo que contábamos.
Y la verdad que no se como llegar a explicar las sensaciones y los estados emocionales por los que pasamos en una ultra, pero haciendo memoria quiero recoger unas palabras que escribí en le 2016 cuando junto con Jesus corrimos Bandoleros, una de las pruebas mas duras de la Peninsula Iberica por sus férreas condiciones meteorológicas durante ciento sesenta y pico kilometros. Os dejo estas palabras:

"LA LOCURA...GRAZALEMA A BENAMOHORA: Este tramo son las tres peores horas de toda la carrera. Aqui es donde los adjetivos con el prefijo DES- se apoderan de mi: llego la desesperación, la desmotivacion, y otras tantas que revoloteaban en mi cabeza. Tras una buena subida, la bajada fue terrorífica: el sendero, a parte que tenia una gran inclinación, tenia partes que había que pasar de puntillas debido al barro y al agua. Para colmo, los corredores  de la carrera corta te pasaban volando, y aunque te decían que eramos unos maquinas solo nos daba para pensar cosas negativas. El bosque, que la noche anterior me parecía precioso, ahora me parecía una mole negra que no me gustaba. La oscuridad incrementaba el sueño y el cansancio, y todo esto,  junto con las DES- me llevaban loco. Hubo un momento que Jesus se adelanto y crei ver a un perro... era Jesus esperándome... Una canción del Robe no deja de sonar en  mi cabeza... estaba deseando llegar a Benamahoma..."esta jodido el percal".
ILUMINACION... EL RENACER: Llego a Benamahoma y me quiero morir, allí esta Galo. Hablo con el y le digo que estoy fundido, que no puedo, que siento que tengo fiebre, que me duele el estomago, que tengo nauseas y que no puedo. -"Te quedan 16 kilómetros"- Me dice el Galo. Yo solo pienso que en el mejor de los casos me quedan 3 horas... ¡Tres horas mas!. En mi cabeza solo surgen pensamiento, ideas, y otras paranoias. Es lo mas parecido a una olla express, no soy capaz de controlar la ebullición que hay allí dentro. "


Esta es una de mis crónicas mas leídas, pero por si alguien aun no la ha leído y la quiere leer os dejo el enlace para ver como en ocasiones también tenemos que cruzar por el infierno...

La configuración de este mundo  tan globalizado en estos últimos tiempos nos hace perder el respeto a lo que significa ponerse detrás de una linea de salida de un ultra... 
Correr 100 kilómetros no es nada sencillo, o al menos no lo es para mi. Y es por ello que me veo en la obligación ética de explicar que enfrentarse a un ultra es un proceso muy complejo que se va construyendo dia a dia,  kilometro a kilometro, prueba a prueba, adquiriendo poco a poco la madurez como corredor y aprendiendo, sobre todo, el lenguaje de comunicación con tu propio cuerpo y mente que desarrolla la habilidad de  escuchar sus mensajes e interpretarlos. 

Con estas palabras quiero expresar dos ideas claras: la primera que no es mi objetivo  desanimar a nadie en la consecución de objetivos deportivos y personales, tan solo quiero expresaros, desde mi opinión personal que ya no solo correr, preparar un ultra, requiere de un gran esfuerzo fisico y psiquico que  se adquiere con años de trabajo y experiencia que van forjando a la persona. 
Y segundo,  que las historias que os contamos en nuestros blogs, videos y redes sociales  no os hagan banalizar el proceso de preparar una ultra, pues en el silencio de las horas de carrera hay también aburrimiento, soledad, cansancio, frio, dolor y todas las DES- que se pueda imaginar tu cabeza...


En breve mas...








miércoles, 15 de noviembre de 2017

martes, 24 de octubre de 2017

LA PIRATA DE GREDOS Y ALGUNAS COSAS MAS...¡QUE SIN VIVIR DE VIDA!

NUEVAMENTE JUNTOS


Hola amigos, disculpar que pase el tiempo y no encuentre ni un momento para escribir unas palabras. A veces me es demasiado difícil buscar un espacio de tranquilidad para poder explicaros hacia donde nos dirigen nuestros pasos...


Hoy os voy a contar unas cuantas cosas pero primero voy a explicar la foto de portada. Y es que hacia ya mucho tiempo desde que no nos juntábamos los tres para vivir una aventura de las gordas... una aventura de las que te deja el físico y la cabeza tiritando... Nos habíamos vuelto a juntar para volver a sentir las inhóspitas y salvajes  tierras de Gredos: 60 kilómetros y mas de cuatro mil quinientos metros de desnivel positivo saliendo desde Candelera cuando aun la noche comenzaba a gobernar el cielo. 

EL CRACK
En esta ocasión queremos definir a nuestro gran amigo y compañero de fatigas extremeño como "EL CRACK". Y es que el Galo se comporto como un jabato subiendo y bajando riscos a toda velocidad. Pero lo mas importante... CASI SIN PROTESTAR. Y digo casi por que subiendo alguna trocha llego a pasarsele por la cabeza el matarnos allí mismo por salvajes, pero este chico ha madurado con el tiempo y tras analizar que si acababa con nosotros en aquel mar de piedras podría tener problemas para llegar de donde veníamos, se resigno como valiente y no abrió el pico... por si nos daba por subir otro pico... jejejeje
Pero lo importante es que nuestro amigo llevaba desde abril del 2016 sin correr ninguna ultra. Recuerdo que lo ultimo que corrió fueron las 67 millas Romanas de Merida, o si lo preferís, los 100 kilómetros romanos. Desde entonces un encadenado de lesiones le aparto de la carrera y la montaña. Ahora, con pocos kilómetros en las piernas pero con la mente mucho mas asentada (ya era hora) Se introdujo en la montaña sabiendo lo que le esperaba... UN AUTENTICO CRACK.

LA CRONICA

Acababa de empezar el dia... eran las 00:30 cuando apurábamos el ultimo trago de un cafe en un bar de Candeleda. Sabíamos que no volveríamos a tomar nada caliente en muchas horas e incluso no sabíamos lo que nos íbamos a encontrar cruzando las montañas engalanadas por el manto oscuro de la noche. Sin mucho mas dilación nos dirigimos al coche donde cogimos las mochilas, no sin antes repasar que llevásemos el material suficiente: agua, isotonicos, bocatas, barritas, geles, sales, ropa de abrigo, manta termina, frontal, pilas de repuesto, cuerda... -¿Cuerda?- dijo el Galo asustado. Y es que sin saber lo que te vas a encontrar es mejor prevenir que curar y 20 metros de cordino tampoco suponen mucho mas peso. 
A las 00:45 comenzamos la aventura... la luz de la noche nos engullo en las entrañas del bosque que sube al puerto Candeleda. Conversaciones, risas y alguna que otra discusión  fueron endulzando la larga subida al puerto... 
Cuando cuento estas cosas siempre me pregunto si no estaremos incitando a hacer estas locuras a los lectores. Desde aqui os quiero decir que aunque parezca facil, aventurarse en la noche por la montaña conlleva grandes peligros y aun estando muy preparado debes agudizar los sentidos y no solo escuchar los mensajes de tu cuerpo sino también los que te manda el entorno hostil por el que te estas moviendo. 
En tres horas y quince minutos dimos por ollado el puerto Candeleda... no eran mas de las cuatro de la madrugada y la oscuridad de la noche junto con le frio de la madrugada ya nos hizo ponernos "una rebequita". .. bueno, Galo se puso un "cardigan" que es un tipo con mucha clase. 
Tras esta subida nos dirigimos hacia el refugio del Rey, donde nos esperaba la primera fuente. Íbamos finos de agua... no llevábamos ni una gota. Y allí comenzó la primera sorpresa: la fuente tan solo manaba gotas. Creo que en cinco minutos no se nos llevo ni cuarto de litro , asi que sin pensarlo mucho y encomendándonos a la suerte nos dirigimos hacia el Morezon para crestear hasta sus altos y bajar por la trocha real hacia el refugio Elola, con la intención de coger agua en la fuente de Barrerones. 
La subida al Morezon se hizo dura sin agua, pero la preciosidad del paisaje alpino Gredense iluminado por nuestro focos y algo mas de media luna nos hizo recorrer las lanchas de piedra granitica como almas que llevaba el diablo. 
Hasta la Fuente de Barrerones, tuvimos alguna perdida que solventamos, como siempre, haciendo campo a traves. Sin muchos mas problemas y con mucha diversión dimos con la fuente y refrescamos nuestros gaznates resecos por el esfuerzo: agua por un tubo a la mochila y para el refugio...  a ver si estaba abierto...
Y lo estaba... pero a las 6 de la mañana no ponen cafes ni hacen huevos fritos. Esto fue un poco mal encajado por Jesus, que llevaba toda la noche pensando en comerse algo en el Elola... Pero como somos gente de recursos, ya me había encargado yo de preparar unos taper con macarrones en-cementados con carne y queso que te ponen las pilas "a tope de power".

Desde alli aun nos quedaban un par de horas de oscuridad, asi que sin mucho relax, dimoS por concluido el desayuno y tiramos hacia la zona mas salvaje de Sistema Central, subiendo en la oscuridad hacia el Ameal de Pablo por la Portilla de los Geografos. En esta zona perdimos un par de veces el camino, por llamarlo de alguna manera, pues todo el que conozca esa zona sabrá que todo son piedras y piedras... y luego mas piedras. 
Tras mucho esfuerzo y tirando de equipo, fuimos remontando las duras pedreras hasta dar con el Ameal de PAblo,,, el amanecer nos había sorprendido.


                                                                                                                                                 Y ese amanecer, diferente como todos, volvía a ver a los del Cerro del Bù allí subidos y posando para la foto de familia...

Tras el Ameal y el Venteadero, con parada de rigor... la cara norte...  con frio, aire y mucha piedra; la sensación era, para los amantes de Juego de Tronos,  como estar al otro lado del muro en las tierras de los Caminantes Blancos; son impresionantes esos paisajes... ¡NOS ENCANTAN ESAS PEDRERAS!

Piedra a piedra fuimos remontando las lomas de la vertiente norte, pasando por las portillas del Gutre, donde se encuentra la laguna en mas altura del Sistema Central, que nos dio paso a la Portilla de Cinco Lagunas.


Desde arriba, volvimos a bajar hasta tocar la cristalina agua de la laguna Cimera, donde ya nos esperaba el comienzo del sendero hacia la portilla del Rey. Aquí tuvimos un pequeño percance, ya que nos pasamos por metros de la trocha correcta y subimos a troquemoche sin rumbo dirigido. La tensión se apodero de todos nosotros por instantes, con pasos muy acrobáticos y expuestos al vacio,  pero hasta que no dimos con la portilla no nos lo comunicamos. Allí nos volvimos a encontrarnos con el Astro Rey que nos marcaba un bello sendero de bajada hasta el Garganton, donde decidimos comernos un buen bocata. 
Tras el descanso, remontamos nuevamente el Garganton para volver a llegar a la Laguna Grande de Gredos. Desde allí  y pidiendo la hora de que llegase una fuente para no tener que irnos bebiendo el agua de los charcos, volvimos a subir a Barrerones para tras contemplar por ultima vez en el dia el maravilloso Circo de Gredos, bajarnos por la fuente de Cavadores hacia el Prado de las Pozas, donde tras subir volvimos a tomar la cuerda de la vertiente hasta dar con la Portilla del Puerto Candeleda: ya solo nos quedaban 16 kilometros de bajada... pero de bajada de la buena: 1600 desnivel negativo... MADRE MIA!.
En esta bajada, el excesivo ritmo que impuso Jesus nos llevo a quedarnos sin una gota de agua, lo que nos genero un paseo por el infierno en los últimos cinco kilómetros. Afortunadamente dimos con un bebedero de cabras donde manaba un poco de agua, asi que decidimos arriesgarnos para no morir deshidratados.
Al final... 17 horas de disfrute por la sierra, en autosuficiencia, sin prisa, en buena compañia y disfrutando de lo que mas nos gusta: LA MONTAÑA EN ESTADO PURO.


LA OTRA HISTORIA...

También quiero  recordar la magnifica noche que pase junto a mi gran amigo y cuñado Fer peregrinando hacia el Cristo de Urda... una noche magnifica que nos quedara en el recuerdo de haber gestado 50 kilometros en la noche hacia el Cristo de la Mancha. Pero eso quedara para nosotros... FELICIDADES FER.


Durante los próximos días estaremos trabajando para ir ajustando el nuevo reto que estamos haciendo junto con  Capi de los Bikilamanjaros y que nos llevara a realizar los 146 kilómetros que separan Avila de Toledo.
En breve mas... que hoy ya hemos contado mucho...

lunes, 18 de septiembre de 2017

...EL RUMBO A SEGUIR: DE DONDE Y HACIA DONDE...

UN LUGAR INESPERADO
Hola a todos... 
ha pasado el largo verano y el otoño ya esta pidiendo paso. Hoy ha sido el primer dia que Jesus y yo hemos tenido que ponernos un poquito ropa de abrigo para sobrellevar la madrugada: el frio ya atizaba nuestro camino y parece que traía algo en el viento...

Ayer mismo, compartiendo una conversación con mi gran amigo Fer, me preguntaba cuando iba a volver a escribir en el blog. La respuesta fue clara: cuando aclare ideas. 
Pero lo que son las cosas... cuando menos te lo esperas... y en un lugar inesperado, encuentras respuestas que llevabas tiempo buscando...
La foto que veis arriba es un lugar inesperado situado en lo que George Sanz, escritor Español afincado en tierras Galas, ha denominado la Mongolia Francesa... una tierra donde el reloj se paro hace mucho tiempo y el largo horizonte marca el caminar del infinito... Por cierto, para los amantes del Camino de Santiago os aconsejo que leáis su libro publicado por la editorial Comanegra, y titulado "CAMINO A COMPOSTELA: PENSAMIENTOS Y EXPERIENCIAS DE LA A a la Z".

Abro de esta manera la entrada  pues siempre intento buscar los porqués de las cosas, el porqué de hacer o no hacer algo y sobre todo intentar que el viento nos marque el rumbo... Y asi es como hoy empezamos... mirando a nuestro rumbo: de donde venimos y hacia donde vamos.


¿DE DONDE VENIMOS?
EL SUEÑO ES TAN SOLO INTENTARLO...
Este deporte es complicado... muy complicado. No se trata solo de entrenar el fisico. La cabeza es una parte fundamental a la que hay que dedicar muchas horas para enfrentarte a una prueba de resistencia como son las ultra trail. Controlar las emociones o interpretar bien los mensajes que nos manda el cuerpo serán las herramientas que nos llevaran hacia la consecución de los objetivos marcados. Os cuento esto por que a pesar de llevar corriendo carreras de larga distancia desde hace ya ocho años y no habiendo sucumbido en ninguna de ellas, me encuentro que en este ultimo Gran Trail de Peñalara ha sido la primera vez que he sido capaz de controlar mis emociones y escuchar a mi cuerpo desde la salida hasta la meta:  he logrado dirigir a mi cabeza y marcarle el rumbo correcto.
Y es que venimos, tanto Jesus como yo, cada uno en su nivel, de correr una prueba que nos ha dado una madurez que nos ha hecho reflexionar en la búsqueda del viento que nos lleve a conseguir algunos objetivos que teníamos aparcados: estar en la salida del Monte Blanco puede estar cada vez mas cerca... cada dia un peldaño mas.

¿HACIA DONDE VAMOS?
Y es de esta manera como afrontamos la ultima mitad del año marcándonos una serie de objetivos que estarán apartados de la competición, basados tan solo en el disfrute de este deporte de resistencia y en el amor hacia su medio natural: la montaña. Recorreremos senderos, barbechos y caminos intentando buscar en cada una de las gestas el porqué de nuestro peregrinar.

De momento y a falta de ir cerrando el calendario nos marcamos dos grandes fechas EN 2017:
10 de octubre: LA PIRATA DE GREDOS: en total autosuficiencia recorreremos 90 kilometros por las cumbres del Sistema Central.
10 de Noviembre: THE PROYECT 282: la segunda parte de una iniciativa solidaria donde recorreremos un camino de ilusion de 147 kilometros.

En la unica carrera competitiva en la que participaremos sera la Cigarra Toledana, una espectacular prueba de gran madurez donde sus organizadores lo dan todo para que el corredor disfrute cada metro del recorrido. Os dejamos el enlace para mas información.
 www.cigarratoledana.blogspot.com.es

Y como somos gente previsora, todo esto va dirigido a entrenar para una nueva Heroica.  Y es que queremos volver a sentirnos Bandoleros, por lo que en marzo de 2018 nos volveremos a enfrentar no solo a los 170 kilometros y mas de 6000 metros de desnivel positivo por las sierras de Grazalema, sino a una de las pruebas con una de las climatologias mas duras de la Peninsula Iberica: LAS 100 MILLAS BANDOLERAS, por lo que este año saldremos a correr no solo de noche, sino también cuando el cielo parezca que va a caer sobre nuestras cabezas.


En breve mas...









¡SIEMPRE LUCHANDO!

domingo, 25 de junio de 2017

domingo, 11 de junio de 2017

10 RAZONES POR LAS QUE CORRER EL TRAIL CHALLENGE RIAZA Y ALGUNAS COSAS MAS...

SALIDA PRUEBAS DE 40 Y 60. Foto obtenida de la pagina www.trailchallenge.es
Hola a todos. Poco a poco nos vamos acercando al Gran Trail de Peñalara, ultima aventura antes del merecido descanso veraniego. Para su preparación, a parte de muchas horas de entrenamientos, marcamos en el calendario asistir a varias pruebas que nos irían indicando el nivel que estábamos desarrollando. El ultimo de los indicadores nos lo iba a dar el Riaza Trail Challenge  de 60 kilómetros y mas de 3000 metros de desnivel positivo, al que habíamos asistido ya en ediciones anteriores y nos había sorprendido por su buena organización, paisajes espectaculares y un trazado de gran exigencia física y mental.
Este año tampoco nos ha defraudado y es por ello que os ofrecemos 10 razones por la que asistir a próximos Riaza Trail Challenge que seguros que los habrá.
  1. Diferentes distancias donde elegir para competir: recorridos de 10, 20, 40 y 60 kilómetros: los 60 kilometros son espectaculares, recorriendo lugares y pueblos de gran belleza.
  2. Paisajes increíbles, recorriendo una parte muy importante de la Sierra de Ayllon, con la mitica subida al Pico del Lobo, Puerto de la Queseria y  Collado Valdebecerril. Eso si, sin olvidar la ultima ascensión desde el santuario de la Virgen de Hontanares que parece no tener fin.
  3. Organización madura y competente que ha preparado una carrera para el disfrute de los corredores sin olvidar ni el mas mínimo detalle 
  4. Avituallamientos muy completos con frutas, pasteles energéticos, barritas, dulces, isotónico, agua y sanwich. A parte existe personal de apoyo en zonas conflictivas para no perder el recorrido.
  5. Circuito espectacular que conjuga zonas rápidas, bajadas técnicas y subidas infinitas, que pondrán a prueba tu resistencia física y mental.
  6. Bolsa de corredor muy buena: camiseta técnica, mochila, vaso para carrera, cereales y barritas, Hay que recordar que si terminas la prueba te espera una magnifica sudadera de FINISHER.
  7. Conocer el pueblo de Riaza y sus alrededores: Magnifica zona .
  8. Si corres el Gran Trail Peñalara te viene de lujo integrarle como ultima tirada larga y comenzar el descenso de kilómetros para llegar lo mas fuerte posible al GTP.
  9. No tienes que ir el dia antes a recoger el dorsal a Riaza como ocurre en alguna que otra prueba, con que vayas con media hora antes de la salida te da tiempo hasta a degustar un buen cafe.
  10. Irse a tomar un excelente cafe con leche acompañado de unos bizcochos al Cafe "La Fonda", el cual, al estar en frente de la salida puedes apurar hasta el ultimo segundo para relajarte antes de cruzar la puertas del infierno.
DATOS TECNICOS DEL CIRCUITO ULTRA

kilómetros: 60Km
Desnivel positivo: 3100D+



LO QUE PASO POR MI CABEZA...


 Asi fue como no siendo mas de las cinco y media, hora habitual en mi despertar de fin de semana, me disponía en solitario a desplazarme hacia la población de Riaza. En esta ocasión mi amigo Jesús no podía acompañarme para disfrutar de este deporte que tanto nos gusta.
Llegue a Riaza en poco mas de dos horas, me fui a recoger mi dorsal y la bolsa de corredor, teniendo que portar mi mochila para la comprobación del material obligatorio: en esta ocasión en el cielo se oían tambores de guerra y la organización exigía a los corredores cargar en carrera material suficiente como para sobrevivir en caso de cambios bruscos de las condiciones meteorológicas, lo cual, me parece un gran acierto. Tras esto y antes de ponerme el yelmo y la coraza decidí relajarme un poco degustando un buen café con bizcochos en "la Fonda", magnifico cafe situado en la plaza mayor de la población, pues era conocedor de que en breve me introduciría en el infierno por largas horas.

Y las largas horas fueron 9 horas y 40 minutos, donde os puedo asegurar que disfrute hasta el ultimo metro del recorrido.

La salida es rápida y salimos todos en tropel como caballos desbocados. Tras unos kilómetros iniciales por pista comenzaron los senderos, barbechos y subidas que ya no cesarían hasta coronar el Pico del Lobo.
Como dato a tener en cuenta en este tramo fue la alta humedad que se concentraba en las zonas boscosas debido a la  cercanía de la tormenta y las altas temperaturas, por lo que había que beber mucho y tener muy pendiente los indicadores de descenso de sales minerales en el organismo.

Tras la ascensión al pico del Lobo  comienza una larga zona que discurre por la cuerda de la montaña  hasta llegar al Puerto de la Queseria. Largas subidas y bajadas técnicas te ponen los gemelos y los cuadriceps al rojo vivo.
Todos los que íbamos en carrera no dejábamos de mirar al cielo pues no parecía que nos fuese a perdonar nuestra audacia de recorrer aquellas cumbres sin que alguna borrasca cayese sobre nuestras cabezas. En mas de un momento hordas de nubes se hicieron con la montaña, pero los que allí nos habíamos congregado parecía no importarnos demasiado.
Hasta el kilómetro 30 el circuito es compartido con los corredores de la prueba de 40 kilómetros. En este punto personal organizativo nos desvió a cada grupo para un lado: los de 40 hacia abajo y los de 60 hacia otro tour por el averno. Y ese tramo es de traca: tras un falso llano comienza una bajada por un bello sendero de alta montaña expuesto a las inclemencias y que te lleva a un collado para dar cima a un macizo rocoso que parece no tener nunca fin y que desemboca en el Collado de Valdebecerril. Desde allí, y tras haber sufrido kilómetros de roca lunar, la bajada hasta el pueblo de Becerril se hace en un poco minutos.
Un buen avituallamiento y el gran ambiente que había en esta pequeña población me cargaron las pilas para iniciar el trayecto hacia Martín Muñoz de Ayllon, un pequeño pueblo de gran belleza y al que tenia muchas ganas de llegar para volver a degustar el agua fresca que mana de una de sus fuentes al inicio del pueblo. Desde allí, una nueva subida por bosque me llevo hasta el Santuario de la Virgen de Hontanares: kilómetro 45, donde había que reponer bien las fuerzas para ascender el ultimo tramo donde en apenas 6 kilómetros se ascendían 700 metros de desnivel positivo. Una zona boscosa donde la humedad nos ataco nuevamente y una larga ascensión que cuando parecía que terminaba comenzaba una nueva subida, son las dos características mas relevantes de este ultimo tramo de ascensión... ¡DURO DURO!.
Tras dar cumbre, una bajada terrorífica nos llevo hasta Riofrio de Riaza. Y digo terrorífica no por que sea especialmente dura, sino porque cuando llegas a este punto las piernas van pidiendo la hora y aunque se recorre rápido se hace muy pesada debido a su alto porcentaje de inclinación.
En Riofrio me bebí una coca-cola e hice los cinco kilómetros que me quedaban a meta lo mas rápido que pude. Asi hasta culminar en meta en 9 horas y 40 minutos,  reduciendo con respecto al año pasado en casi una hora: MAGNIFICO INDICADOR PARA EL GTP.

CONCLUSIONES
Solo decir que esta es una carrera para disfrutar, que esta muy bien organizada  y que el corredor tan solo se tiene que preocupar por progresar lo mas rapido posible. Buena prueba a la que deseamos que siga en su desarrollo ascendente de calidad.

Seguimos preparando el GTP. Ya se ha acabado los madrugones y las largas tiradas, ahora hay que cuidar el cuerpo y la mente y sobre todo preparara la poción mágica...

En breve mas.